950 910 107
0 Productos

¡Descubre cómo reciclar en casa!

¡Un estilo de vida jappi es un estilo de vida consciente con el medio ambiente! Reciclar es un reto que nos corresponde a todos. Por eso, es importante adquirir nuevos hábitos que nos impulsen a tener una mejor calidad de vida y dejar un planeta más sostenible. ¡Además, recuerda que cuando reciclas no solo ayudas a preservar los recursos naturales y disminuyes la contaminación, sino que también ahorras energía y dinero! Aquí te dejamos algunos tips para que aprendas a reciclar en tu propia casa.

 

1.      Aprende a leer las etiquetas y los envases

Antes de desechar un producto, verifica la información que tiene sobre su reciclaje, así podrás saber dónde y cómo botarlo para que tenga un menor impacto ambiental.

 

2.      Divide los residuos en recipientes diferentes

Contar con tachos independientes para cada tipo de residuo es muy sencillo y además facilita mucho la clasificación. Luego, identifica los contenedores de reciclaje más cercanos a tu casa y determina un día de la semana en el que tengas tiempo para ir. Te contamos como puedes dividirlos:

·         Plástico

·         Residuos orgánicos

·         Papel y cartón

 

3.      Limpia los envases antes de botarlos

Dejar limpios los envases de comida antes de desecharlos es fundamental para su reciclaje. Sin embargo, en el caso de aceites o envases de productos cosméticos y de limpieza estos no deben enjuagarse antes de su reciclaje con el fin de evitar vertidos químicos en el agua.

 

4.      Recicla el aceite de cocina

Este tipo de residuos debe depositarse en un contenedor especial y nunca debe ser desechado por el inodoro o el lavaplatos. Para que te sea más fácil puedes ir almacenándolo en botes de vidrio y una vez llenos los puedes llevar a un punto especial de reciclaje.

 

5.      Involucra a toda tu familia

La única forma de que el reciclaje en casa sea efectivo es si toda la familia aprende a hacerlo y es constante. Por eso, conversa y educa a los miembros de tu casa con estos tips para que puedan comenzar a hacerlos un hábito. ¡No tengas miedo de incluir a los más chicos también!

 

6.      Antes de reciclar, pregúntate si es reutilizable

Reciclar y reusar van de la mano. Uno recicla cuando el objeto que tiene ya no puede volver a ser utilizado. Por eso, la próxima vez que quieras botar una botella de vidrio o un pomo, pregúntate si no puedes convertir la botella en un florero o el pomo en un objeto de almacenamiento.

 

¡Sigue estos tips y siéntete jappi por poner un granito de arena para ayudar a hacer que este planeta sea mejor y más sostenible para nosotros y las próximas generaciones!


Puede comparar un máximo de 4 productos.